Saltar al contenido
Todo Aceite

Aceite de Maíz – Tipos, Beneficios y Propiedades

Aceite de Maiz

El Aceite de Maíz es uno de los aceites más populares a nivel mundial utilizado principalmente en la elaboración de varios alimentos, como mantequillas y mayonesas, sin embargo, se debe tener en cuenta que más del 90% de sus granos son cultivados con semillas transgénicas (GM).

¿Qué es el Aceite de Maíz? ¿De dónde proviene?

Beneficios Aceite de Maiz

Es un aceite que se extrae del germen del maíz, usado desde antiguas civilizaciones, es ampliamente utilizado en la cocina, para la cosmética y más recientemente como materia prima en la industria de los combustibles no contaminantes.

El aceite de maíz tiene una densidad relativa de 0.917 – 0.925 y contiene poco más del 12% de grasas monoinsaturadas, un 60% de ácidos grasos poliinsaturados (principalmente omega 6), y un 24% aproximadamente de grasas saturadas.

Es un excelente aliado de la belleza y la cosmética como parte de la elaboración de varios productos que aportan una gran hidratación de la piel y del cabello.

Características

  • Estando crudo y refinado es estable, comestible y presenta una coloración bastante clara.
  • Su rendimiento depende de las características particulares de su cultivo y secado.
  • Tiene un excelente sabor que no altera las comidas.
  • Aporta ácidos grasos esenciales para una alimentación balanceada.
  • Se puede consumir crudo o cocinado.

Beneficios y propiedades del Aceite de Maíz

El aceite de maíz ofrece múltiples beneficios, es por ello por lo que se encuentra entre los principales productos consumidos en todo el mundo. Entre sus beneficios y propiedades se encuentran:

  • Aporta una cantidad más baja de calorías que otros aceites.
  • Contiene luteína y flavonoides que resultan beneficiosos para la vista, la piel y las mucosas.
  • Contiene vitaminas A, B6 y tiamina.
  • Es altamente rico en fibra.
  • Aporta propiedades antioxidantes gracias a su contenido de vitamina E.
  • Es un excelente alimento antienvejecimiento.
  • Equilibra los niveles de colesterol. Usado con moderación puede ayudar a controlar el exceso de colesterol y la inflamación.
  • Es un potente hidratante de los tejidos faciales.

¿Para qué sirve el Aceite de Maíz?

Propiedades Aceite de Maiz

El aceite de maíz es un producto muy noble que se puede utilizar para varios fines, no solamente alimenticios, sino también como un excelente hidratante de la piel y del cabello e incluso en la industria automotriz como base para la elaboración de biodiesel.

Es el tipo de aceite más común utilizado en la industria revolucionaria de los biocombustibles, dando resultados excelentes en sus pruebas.

Gracias a su exquisito sabor que no altera los alimentos, es una de las elecciones más frecuentes para cocinar. Además, aporta ácidos grasos esenciales y es fuente de concentrados energéticos.

Aceite de maíz para bebes

Puede utilizarse para el cuidado de la piel de los bebes, pues se trata de un elemento que ayuda a mantener la hidratación y no produce ningún tipo de reacción adversa. Sin embargo, su uso más destacado es en relación a los bebés prematuros.

Este aceite puede utilizarse para ayudar a subir de peso a los bebés nacidos antes del tiempo completo de gestación, sin producir efectos secundarios.

Aceite de maíz para la piel

Gracias a su alto contenido en Vitaminas E y A es un excelente recurso para mantener la piel completamente hidratada, retrasando los signos en envejecimiento y ayudando a mantener la lozanía por más tiempo, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Ayuda a disminuir las arrugas, siempre y cuando no se encuentren muy marcadas en la piel. Además, es un excelente ingrediente para elaborar cremas caseras hidratantes, ayudando a obtener una textura espesa y no tan pegajosa.

Aceite de maíz para el cabello

Gracias a las propiedades del maíz es uno de los aceites que más se utiliza y se recomienda para el cuidado del cabello, aportando una máxima hidratación y brillo, sin agregar peso ni lucir un aspecto grasoso. Además, su olor suave no resulta ser desagradable.

Aceite de maíz para cocinar

Es quizás es uso más común que se le da a este aceite. Puede ser consumido tanto crudo como cocido y resulta ser excelente como base para la preparación de mantequillas, mayonesas y otros productos, incluyendo otros aceites de elaboración más compleja.

Juntamente con el aceite de soja, es la elección por preferencia para freír alimentos en casi todo el mundo.

¿Cómo hacer Aceite de Maíz?

Contraindicaciones Aceite de Maiz

De manera general se puede decir que todos los aceites de maíz disponibles en el mercado tienen el mismo proceso de elaboración, que consiste en:

  1. Prensado de los granos de maíz en frío, previamente seleccionados.
  2. utilizando hexano o 2-metilpentano (isohexano), se procede a eliminar los solventes.
  3. Se vapora el aceite y el disolvente se extrae y reutiliza.
  4. Se refina a través de un tratamiento alcalino o desgomado.
  5. Se elimina la cera y se desodoriza a través de la destilación.

Contraindicaciones del Aceite de Maíz

Al ser un aceite con alto contenido graso, su consumo en grandes cantidades puede elevar los niveles de colesterol, por ello se recomienda no consumirlo en personas con patologías cardiacas y vasculares.

Tampoco se recomienda su uso en personas con problemas de obesidad o sobrepeso, pues podría incrementar el problema. Consulte con su nutricionista antes de incorporarlo a su dieta regular.

Su consumo excesivo puede ser perjudicial para la salud, pues muchos aceites suelen ser altamente procesados.

Completo vídeo sobre el Aceite de Maíz:

Por favor, ayúdanos a que esta información sobre el aceite llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.